Share

Finlandia

El Gobierno finlandés está decidido a acabar con la hipocresía en la lucha contra el cambio climático. Aprovechando la presidencia rotativa del Consejo de la Unión Europea, Helsinki quiere maximizar la sostenibilidad y reducir al mínimo todo lo demás. En las reuniones no habrá agua embotellada, las comidas serán vegetarianas en su mayoría y los burócratas europeos que asistan a las reuniones en Finlandia recibirán un único obsequio: medio millón de euros en compensaciones de emisiones invertidas en proyectos en países en desarrollo.

Leave a Comment