Share

Las ‘ventajas’ del salario emocional: “Mi sueldo es una mierda, pero pagaré la hipoteca con besitos”

El Intermedio sale a la calle para comprobar cómo los trabajadores españoles, pese a su precariedad, están como locos con su salario emocional

Leave a Comment